Reseña de Gestión de Reservas Internacionales del Banco Central de Chile

Reseña

Las reservas internacionales son los activos líquidos en moneda extranjera que mantiene el Banco para apoyar su política monetaria y cambiaria, constituyéndose en uno de los instrumentos de que dispone para cumplir con el objetivo permanente de velar por la estabilidad de la moneda y el normal funcionamiento de los pagos internos y externos.

De modo coherente con la función de las reservas internacionales, así como con sus beneficios y costos, el objetivo de su gestión busca proveer en forma eficiente un acceso seguro a liquidez internacional y cautelar el patrimonio financiero del Banco. Para alcanzarlos, actúa conforme al marco institucional que se fundamenta en el artículo 38 de su Ley Orgánica Constitucional (LOC), en donde se le faculta de manera explícita para administrar, mantener y disponer de sus reservas internacionales en el exterior.

El actual régimen de tipo de cambio flotante, junto a un esquema de metas de inflación, una política fiscal sólida, una regulación y supervisión financiera prudente y la integración financiera plena con el exterior, han otorgado un marco coherente que permite mantener los equilibrios macroeconómicos esenciales y hacer frente a los distintos shocks que enfrenta la economía, atenuando sus efectos. Sin perjuicio de lo anterior, el BCCh se reserva la facultad de intervenir en el mercado cambiario en circunstancias excepcionales y calificadas.

Política de inversión y estructura referencial

La política de inversión de las reservas considera activos financieros líquidos que cumplan con los requisitos legales establecidos para su administración, se diseña en función de su impacto en los resultados y riesgos del balance financiero del Banco y de las características de potenciales necesidades de liquidez en moneda extranjera, buscando esencialmente la preservación del capital frente a las posibles fluctuaciones del mercado.

Portafolio de inversiones y portafolio de liquidez

Durante el 2010, las inversiones de las reservas internacionales se agruparon en dos portafolios principales: de inversiones y de liquidez.

El portafolio de inversiones incluyó activos en moneda extranjera de corto y largo plazo. Su componente de corto plazo actuó como amortiguador frente a variaciones en las necesidades de liquidez en moneda extranjera. Las inversiones de este subportafolio correspondieron a depósitos bancarios e instrumentos del mercado monetario con madurez hasta un año. El subportafolio de largo plazo incluyó inversiones en bonos nominales e indizados cuya madurez se extiende principalmente desde 1 a 10 años. Durante el 2010, la principal fuente de movimientos de fondos de este portafolio fueron los recursos provenientes de los vencimientos del programa de swaps de divisas que realizó el Banco a lo largo del 2009 y de los cuales US$750 millones vencieron en el 2010.

Una porción del portafolio de inversiones fue gestionada por administradores externos, facultándoles la administración de un portafolio global de largo plazo y otro portafolio de MBS.

Al cierre del 2010, el portafolio de inversiones totalizó US$23.479,4 millones. De ellos, US$23.165,56 millones corresponden al portafolio de administración interna y US$ 313,84 millones al gestionado por el administrador externo.

El portafolio de liquidez está destinado a cubrir las necesidades de fondos previsibles en el corto plazo y representa la fuente preferida para enfrentar los requerimientos de fondos diarios derivados de los giros de las cuentas en moneda extranjera que los bancos comerciales y el sector público mantienen en el Banco. Constituido por depósitos bancarios (overnight, weekend y a plazo), al cierre del 2010 era US$2.838,4 millones.

Del total de reservas al 31 de diciembre de 2010, 52,1% estaban invertidas en dólares de los Estados Unidos, 33,3% en euros y 14,6% en otras divisas. Durante el 2010, las reservas internacionales aumentaron en US$2.491 millones respecto del 2009, lo que se explica principalmente por los vencimientos del programa swap de divisas que llevó a cabo el Banco durante el 2009 por un monto de US$745 millones y por un aumento de US$1.685 millones del Portafolio de Liquidez.

Tabla 1: Composición de las reservas internacionales a diciembre de 2010

Tabla 1: Composición de las reservas internacionales a diciembre de 2010