Reseña de Gestión de Reservas Internacionales del Banco Central de Chile

RESEÑA

Las reservas internacionales son los activos líquidos en moneda extranjera que mantiene el Banco para apoyar su política monetaria y cambiaria. Así, se constituye en uno de los instrumentos de que dispone para cumplir con el objetivo permanente de velar por la estabilidad de la moneda y el normal funcionamiento de los pagos internos y externos.

Su gestión busca proveer en forma eficiente un acceso seguro a liquidez internacional y cautelar el patrimonio financiero del Banco. Para alcanzarlos, actúa acorde con el marco institucional entregado en el artículo 38 de la Ley Orgánica Constitucional (LOC), que le faculta para administrar, mantener y disponer de sus reservas internacionales en el exterior.

El actual régimen de tipo de cambio flotante, junto a un esquema de meta de inflación, una política fiscal sólida, una regulación y supervisión financiera prudente y la integración financiera plena con el exterior, han otorgado un marco coherente que permite mantener los equilibrios macroeconómicos esenciales y hacer frente a los distintos shocks que enfrenta la economía, atenuando sus efectos. Sin perjuicio de lo anterior, el Banco se reserva la facultad de intervenir en el mercado cambiario en circunstancias excepcionales y calificadas.

ESTRUCTURA DE LOS PORTAFOLIOS

En la estructura referencial se definen tres portafolios de inversión: (a) el de liquidez de corto plazo (24% del portafolio de inversiones de las reservas internacionales); (b) el de liquidez de mediano plazo (61%); y (c) el de diversificación (15%). Estos tres en su conjunto constituyen el portafolio de inversiones de las reservas internacionales. Este, sumado al de caja (saldos mantenidos en cuenta corriente por el Fisco, empresas públicas y empresas bancarias) y al de otros activos (Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI), oro certificado y otros), conforman el portafolio de reservas internacionales.

Al 31 de diciembre de 2014, el portafolio de inversiones alcanzó a US$34.397,2 millones y el portafolio de caja alcanzó a US$ 4.350,8 millones. Considerando la suma de estos portafolios y otros activos, las reservas internacionales terminaron el año en US$ 40.446,9 millones.

La liquidez de las reservas se garantizó invirtiéndola en una cartera de depósitos de corto plazo en bancos comerciales internacionales y en instrumentos de renta fija transados en mercados secundarios y de alta liquidez. Al 31 de diciembre de 2014, los depósitos a plazo y recursos mantenidos en cuenta corriente representaron 14,3% de las reservas internacionales, los papeles de corto plazo 19,2%, los bonos 62,3% y otros activos 4,2%.

Al cierre del año, 53,4% de las reservas totales se mantenía en instrumentos en dólares de los Estados Unidos, 19,5% en euros, 7,6% en dólares de Canadá, 5,0% en dólares de Australia y el restante 14,5% en otras divisas. La duración promedio del portafolio de inversiones se encontraba en torno a los 23 meses.

Durante el 2014, una porción del portafolio de inversiones fue gestionada por dos administradores externos, facultándoles la administración de una cartera de renta fija de gobierno global de largo plazo con una estructura equivalente al del portafolio de diversificación de administración interna. Al cierre de periodo, el total de recursos externalizados alcanzó US$ 968,4 millones.

TABLA 1. Composición de las Reservas Internacionales

Tabla